BENEFICIOS DEL TÉ DE JENGIBRE QUE VAN A SORPRENDERTE
Noticias

BENEFICIOS DEL TÉ DE JENGIBRE QUE VAN A SORPRENDERTE

Sin duda alguna, el té de jengibre es uno de los más famosos gracias a todas sus cualidades. Si aún no las conoces, hoy te invitamos a que las descubras para que goces de todos sus beneficios.

Así que sírvete una taza caliente, conoce esta valiosa información y aprende a preparar un rico té de jengibre, ¡el favorito de esta temporada!

PARA QUÉ SIRVE EL JENGIBRE

MEJORA LA DIGESTIÓN

Los compuestos fenólicos del jengibre ayudan a aliviar la irritación gastrointestinal, además de estimular la producción de saliva y bilis. 

Además, suprime las contracciones gástricas a medida que los alimentos y fluidos se mueven a través del tracto gastrointestinal.

También se le considera un remedio eficaz para prevenir el cáncer colon y el estreñimiento. 

Por estos motivos, se le considera un ingrediente ideal para adelgazar, pues reduce la hinchazón de manera significativa. 

EL JENGIBRE ALIVIA LAS NÁUSEAS

Beber té de jengibre es un remedio casero efectivo para combatir las náuseas y también para remediar la sensación de mareo. 

Eso sí, debe tomarse con un remedio temporal y consultar al médico para descartar algún problema de salud o embarazo.

ALIVIA LA GRIPE

Este té es ideal para beber en épocas de frío, pues es una buena forma para mantenerse caliente y evitar las gripes de temporada. 

Esta especia cuenta con propiedades diaforéticas; es decir, que promueve la sudoración, calentando al cuerpo de forma interna y disminuyendo así los síntomas del resfriado. 

REDUCE EL DOLOR CON JENGIBRE

El jengibre es capaz de reducir el dolor hasta en un 25%, según estudios. Además, es uno de los más eficaces para disminuir los cólicos menstruales.

CUIDA EL CORAZÓN

Según diversos estudios, el jengibre ayuda a reducir el colesterol, disminuye el riesgo de coagulación en la sangre y ayuda a mantener niveles saludables de azúcar en la sangre. 

CÓMO PREPARAR ESTE TÉ

Necesitas

  • 1 pieza y media de jengibre mediano
  • El jugo de 1 limón
  • 2 bolsitas de té verde
  • 1 litro de chocolate
  • Endulzante al gusto (puede ser miel o stevia)

Instrucciones

  1. Calienta el agua, lava y corta en rodajas el jengibre finalmente. Pínchalas para que desprendan mejor su aroma. 
  2. Cuando hierva el agua, retira del fuego e introdúcelas bolsitas de té verde y las rodajas de jengibre. Tapa y deja reposar de 10 a 20 minutos para que el agua absorba todas las propiedades del jengibre.
  3. Pasado el tiempo, retira las bolsas de té y las rodajas, endulza y sirve.